Materiales

«Castillo Numérico» FREE PRINTABLE

diseño sin título

Esta ocasión quiero compartirles nuestro “Castillo Numérico”, nosotros lo utilizamos por el momento para él área de matemáticas 🧮, en relación con los números. La hoja impresa en opalina, la pequeña un folder para hacer un “folder interactivo” y además de ello para que el material se conserve mientras realizamos las actividades, así que también plastifique.

El Castillo Numérico, es un Recurso que ayuda para diversos aspectos, tales como:

🔸 Aprender e identificar los números.

🔸 Serie numérica.

🔸 Conteo.

🔸 Decenas (10-10).

🔸 Cambio de números a monedas (como nosotros lo hicimos).

🔸 Patrones.

🔸Códigos de color.

🔸 y muchas otras opciones más, tanto como les de la imaginación.

Agradezco tu interés en nuestros recursos imprimibles, si quieres saber más de cómo estamos trabajando este material, echa un vistazo 👀 a nuestras redes, en donde también podrás compartirnos cómo estás utilizando este material.

Una vez más gracias y recuerda compartir 📲

Descárgalo aquí 👈🏻

Anuncios
Materiales

«FREE PRINTABLE» Continentes y Océanos

Les comparto, nuestro recurso imprimible de los Continentes y Océanos, que nosotros estamos ocupando para nuestras actividades durante estos días.

Si quieres ir viendo como vamos trabajando el material, síguenos en nuestras redes sociales.

Si te gusta nuestro material, recuerda compartirlo a través de este enlace.

Gracias por descargar nuestros Recursos Imprimibles. https://drive.google.com/file/d/1giu6nNBDqNQz_QO5IdsfYsVfJMQi9Bec/view?usp=drivesdk

Materiales

TRAZO EN LIMPIAPIPAS

Evidentemente en internet muchas ideas para apoyar el desarrollo y enseñanza de nuestros hijos, pero… ¿Cómo se utiliza? O ¿Cómo lo realizo?

Bueno hoy quiero platicar arte a cerca de nuestras tarjetas de Trazo, las vi en internet y me gustaron para que mi hijo aprendiera sobre el trazo de cada una; El punto es que el no las utilizó mucho, así que ahora quien las utiliza es mi hija.

En ocasiones nos pasa que vemos algún material y queremos hacerlo, pero no sabemos si es muy complicado, si se requiere de mucha inversión económica o de tiempo. Pero este caso no es así, son materiales súper sencillos que podemos conseguir en casa o en la papelería más cercana.

¿DE QUÉ LE SIRVE A LOS NIÑOS?

Les ayuda al trazo correcto dentro del aspecto sensorial, al ser los Limpiapipas suaves, el tacto con sus deditos, ayuda a ir marcando el trazo también sale de la monotonía de una hoja y lápiz y se puede utilizar cuantas veces se quiera.

¿QUÉ NECESITO?

• Cartón delgado.

• Limpiapipas de colores.

• Silicón caliente.

• Lápiz, regla, tijeras, pluma y un color de cera o plumón.

¿CÓMO LE HAGO?

• Vamos a cortar 60 cartones de 15×10 cm , 30 para mayúsculas y 30 para minúsculas, incluyendo “ch” , “ll” y “rr”.

• Del lado que mide 15cm, vamos ahora a dividir cada una de las tarjetas en cada 5cm y marcar las divisiones con el color de Cera o con el plumón, las tres divisiones nos van a indicar hacia dónde va la letra.

El de en medio es en donde va a partir todas las letras”a,c,e,i,m,n,ñ,o,r,s,u,v,w,x,z”

La parte de arriba las letras que suben como “b,d,f,h,k,l,” y

La de abajo las letras que bajan como “g,j,p,q,y”

• Formar las letras con los Limpiapipas, cortar y ajustar cada letra.

• Pegar las letras conforme el lugar que corresponde, el trazo.

• Juntar y comenzar a jugar Con las tarjetas y los trazos.

Se pueden guardar en una cajita para que se conserven.

Educación en Casa

Disfrutando a los que amo

Hoy, como es costumbre, mis hijos despertaron tempranito.

Normalmente el mayor, se pasa a nuestra cama, en lo que espera a que sus hermanos se despierten, y poco a poco van despertando los otros dos.

Por lo regular estamos una media hora en “Mi cama” y luego nos levantamos para comenzar nuestro día con todas nuestras actividades.

Pero justo hoy, mis hijos no querían levantarse de mi cama, querían seguir platicando, estar los cuatro (papá ya se había ido a trabajar) “amueganados” (como le decimos) y disfrutando de estar en pijama. Pero yo ya quería que nos levantáramos, ¡teníamos cosas que hacer!, tenemos que tender camas, hacer devocional, bañarnos, tenemos que, que, que…

Y en ese «Que»… me cayó el veinte, de que nadie nos estaba esperando, nadie nos estaba presionando para levantarnos, nadie nos estaba exigiendo que realizáramos todas las actividades planeadas para hoy, nadie nos pedía cuentas de nuestro día a día, … ¡NADIE!

Y… ¿por que no mejor disfrutar de un rato más en cama con ellos? ya que el tiempo pasa tan rápido que esos momentos no regresarán y el tiempo si que no perdona.

Deje todo de lado y me concentre en ver sus caritas, ver como platicaban de los sueños que tuvieron, como se entienden muy bien los tres y como se la pasan encima de mi, encajándome esos pequeños y frágiles huesitos que conforman su cuerpecito… AMUEGANADOS TODOS.

Ahí me quede, disfrutando de esta mañana, sin que ninguna presión nos saltara, sin que el tiempo me presionara, lo dejé pasar para disfrutarlos un rato más, esta vez no deje que el tiempo no me perdonara perderme unos minutos más con ellos.

Y así, así de simple, amo mis días de locura y amo estos días en que no dejamos que la “presión” nos invada.

Sin categoría

¿Por qué empezamos a hacer escuela en casa?


Nunca paso por mi cabeza, que algún día podíamos llegar a hacer escuela en casa, en ocasiones se me hacía descabellado e incluso egoísta. El haber sido maestra, me indicaba que lo correcto era ir al colegio y que los niños ahí desarrollarían sus habilidades, capacidades y aptitudes; me apasionaba trabajar, enseñar y crear estrategias para mis alumnos, disfrutaba el tiempo dando clases; pero todo cambio cuando llegó la hora de que mi hijo mayor entrara al colegio. Ahí me di cuenta que quería tenerlo un poco más conmigo, porque una vez entrando a la escuela, TODA su vida iría a la escuela y no iba a poder disfrutarlo igual. Así que comencé enseñándole lo básico de kinder, colores, figuras, trazos, letras y demás… quería aprovechar ese pequeño tiempo que me quedaba, de tiempo completo con el, pero no me estaba dando cuenta que me estaba gustando enseñarles, ver y disfrutar su proceso de aprendizaje y sobre todo, darnos cuenta de su avance y ser nosotros quien lo fuéramos encaminando. Pero aun había algo en mi que se resistía. Con un poco más de tiempo mi esposo y yo nos dimos cuenta de que no era más que un llamado que Dios nos hacía como familia, un llamado de obediencia, a cuidar sus pequeños corazones y prepararlos para llevarlos por el camino de la verdad y la vida. Confieso que no fue fácil y el cambio no fue de la noche a la mañana. Teníamos miedo, una y mil preguntas, angustia, pensar si éramos capaces o no, si no nos íbamos a dar por vencidos e íbamos a continuar con esto que Dios nos estaba poniendo delante. Y pues fue así, que nos aventuramos, y decidimos dar un gran paso de fe, sabiendo que no estaba,os solos, que era Dios quien nos guiaría y que él nos daría las herramientas necesarias para llevar acabo lo que estaba por venir. Así llevamos 4 años de pura Gracia, seguimos con dudas, inquietudes, miedos, pero tenemos la certeza que Dios no nos abandona y que él estará todos los días de nuestra vida, guiando cada paso de esta enseñanza en casa y seguir dependiendo de que su misericordia es nueva cada mañana. Si tú te encuentras en un punto decisivo entre hacer o no escuela en casa, solo puedo decirte que confíes en lo que Dios ha puesto delante de ti, y des ese gran paso de fe, Él no te va a abandonar, depende de su Gracia y de su fidelidad, la obediencia trae bendiciones.